Inicio > Noticias

15/08/10 - Los de Scariolo siguen confirmando su buen estado de forma de cara al Mundial, pese a la lesión de Marc Gasol en los primeros minutos


España ha derrotado a Argentina por 83-76 en un partido amistoso, preparatorio para el Mundial, que se ha disputado en la pista preparada para tal efecto en la plaza de La Ribera de Logroño. Los de Sergio Scariolo han logrado sobreponerse en el último cuarto a la lesión en los primeros minutos de Marc Gasol.

Su ausencia ha dado alas a Luis Scola, que ha sido el protagonista del encuentro -26 puntos y 7 rebotes-, ha condicionado el ritmo de juego y ha sido superior a los pívots españoles. Pero justo al final España ha encontrado la fluidez en ataque necesaria para ganar y ha cerrado el partido con un triple de Ricky Rubio.

Argentina trató de que el partido fuera muy físico desde el principio, puso en juego un quinteto con más centímetros que España y buscó dominar el interior de la zona. Pero eso lastró su velocidad, le restó eficacia y le dejó por detrás de España, más dinámica y eficaz en sus ataques. Así España jugó muy buenos minutos, agresiva en todos sus ataques y motivada para cerrar el rebote, sobre todo tras la lesión en el minuto dos de partido de Marc Gasol, que ya no volvió al parqué.

Argentina pasó un mal momento al inicio, se atascó y en defensa se descentró por las faltas señaladas por los colegiados, que sancionaron una técnica al seleccionador Sergio Hernández ya en el minuto 4 con 9-2 en el marcador. Pero sólo un par de errores de los españoles permitieron a Argentina regresar al encuentro a tiempo de acabar el primer cuarto con una desventaja más corta de lo esperado (23-17).

Luis Scola se puso los galones en Argentina en el segundo periodo, aprovechó su fuerza ante un equipo español que acusaba ya la baja de Gasol y casi él solo (doce puntos en ese cuarto) junto a un Delfino cada vez más entonado equilibraron el partido. San Emeterio y Navarro se aplicaban en la defensa a Delfino, con éxito, mientras que Vázquez cada vez se veía más solo a la hora de parar a Scola. Apenas lo consiguió y el pívot de Houston protagonizó el final del segundo cuarto con varias canastas consecutivas que llevaron al descanso con un 42-40 que dejaba todo abierto.

La ausencia de Gasol se equilibró en el inicio del tercer cuarto con una auto-expulsión de Prigioni, el único base de Argentina tras la lesión de Cantero. El jugador del Real Madrid había llegado al descanso con tres faltas, cometió la cuarta sobre Navarro y se encaró con él, con lo que propició una técnica y su eliminación. La técnica enrareció el partido y 'encendió' a los argentinos, que se creían perjudicados por los árbitros.

Además Scola y Delfino siguieron marcando el ritmo de ataque de su equipo, cada vez con más acierto, tanto que a cinco minutos de terminar el tercer periodo su equipo se colocó por delante (55-58), precisamente con un triple del pívot de los Houston Rockets.

El partido dejó por completo de ser un amistoso. Los parones, faltas duras, errores y protestas pasaron a ser la tónica general. Era algo que no le convenía a España, a pesar de lo cual logró volver a ponerse por delante al final del tercer periodo (64-63) gracias a una acción de pundonor de Felipe Reyes, que luchó por el balón con Scola -como ambos hacían años atrás- y anotó un contraataque prácticamente cuando sonaba la bocina.

La inferioridad en el rebote impidió a España asentar su ventaja en el inicio del último cuarto; Scola, Leonardo Gutiérrez y Kammerichs sacaban partido a sus centímetros ante una defensa, de Reyes y Claver, muy entregada pero inferior en fuerza. El partido llegó totalmente abierto a los cinco últimos minutos, con ventajas de un punto, o de una canasta como mucho, para cada equipo. Ricky Rubio rompió esa dinámica a tres minutos y medio del final (79-74) y San Emeterio tuvo otros tres lanzamientos de 6,25 metros para sentenciar, pero no lo consiguió y el marcador estuvo casi dos minutos sin moverse.

Dos tiros libres de Quinteros devolvieron a Argentina al encuentro (79-76) a dos minutos del final, aunque cada vez debía jugar con más prisa y eso le llevó a cometer errores en el lanzamiento que fueron decisivos para dar la victoria a España.

10.750 personas presenciaron el partido en la plaza de toros de La Ribera de Logroño. Esta cifra es la más alta lograda en Europa en un encuentro de este deporte disputado al aire libre.

Valid CssValid Xhtml 1.0
La información, y datos de carácter personal aparecidos en esta Web no pueden ser utilizados total o parcialmente sin autorización expresa del administrador de la Web (F.R.B.). Cualquier utilización fraudulenta de la misma podrá ser perseguida judicialmente.