Inicio > Noticias

10/11/2011 El seleccionador nacional U20 Juan Antonio Orenga recuerda la importancia que tuvo Borja Arévalo en esta selección con la que consiguieron el Oro Europeo el pasado verano.


En una entrevista realizada a Juan Antonio Orenga, seleccionador español U20, para la revista Gigantes el técnico nacional hace memoria de las diversas pruebas que ha tenido que superar para llegar a alzarse con el Oro Europeo. Entre ellas tiene en la memoria a un “jugador importante con el que al final pudo contar”, según sus propias palabras, el riojano Borja Arévalo. Resaltamos la pregunta en la que el seleccionador recuerda al jugador riojano, la entrevista completa se puede encontrar en la web de la Federación Española de Baloncesto www.feb.es:

¿En qué ha progresado más Orenga como técnico en 2011?

«He ido aprendiendo cada día. El Europeo U20 de 2010 en Croacia fue muy duro. Tuvimos una lesión grave de Mirotic al comenzar y nos replanteamos todo. Tiramos mucho de motivación en los jugadores y pedimos el límite de lo que ellos mismos esperaban», comenta. Un ejemplo de su capacidad motivadora es Miguel Lorenzo. En 2011 el ala-pívot de la U20 pasó de no jugar a ser muy importante. Y para ello hay que gestionar bien la comunicación. «Ahora él se está saliendo con el Clínicas en la Oro. Se adapta muy bien al rol que tú le pides. Le dices hoy no vas a jugar porque el rival es así y al día siguiente saldrás cuarenta minutos y cogerás rebotes y tapones porque se ha producido esto otro. Después como ayudante tengo otra función. ¿Qué espera un jugador de un ayudante? Cuando intento recabar información, necesito que el jugador confíe en mi y es vital que haya una reacción correcta para poder hablar las cosas y ayudarnos».

Pero para eso se necesita credibilidad ante los jugadores. «Las sensaciones que he tenido como jugador me permiten afrontar esto de forma diferente. Cuando yo jugaba siempre pedía una explicación. Antes o después de producirse. Tú puedes no jugar un día, pero debes saber por qué no juegas. Tú puedes ir a un torneo sabiendo que no jugarás, pero lo debes saber. Álex Barrera con la U20 en 2011 no jugó hasta los últimos cinco minutos del primer partido y después cada vez fue jugando más. Cuando salía tenía la motivación para tirar y meterlas».

Otra prueba más. A pesar de haber disfrutado en el Europeo U20 de Bilbao, no duda en subrayar los problemas que tuvieron para conquistar el oro. «Como la lesión en el tobillo y en el menisco de Nacho Llovet, la rotura de nariz de Sastre desde el inicio de la final y la arritmia y el cateterismo a Borja Arévalo. Esto último parece increíble, pero es una de las cosas a resaltar de la FEB. A Borja se le detectó una arritmia tras usar unos pulsómetros antes del Europeo. Le habían realizado miles de revisiones normales, pero no se le detectó. Era un problema serio que se le solucionó sobre la marcha. Para mí era un jugador importante y le pudimos tener», destaca Orenga.

Un tercer examen que explica muy bien cómo funciona la FEB. Mundial de Turquía en 2010. «Fue muy duro quedarnos fuera de semifinales. Perder al principio contra Francia y Lituania yendo ganando de mucho sumó y fue desgastando. Luego a lo largo del año, lo analizamos dentro de la FEB con el famoso Caballo de Troya. Vimos qué pasó y por qué pasó, pero también analizamos qué nos puede pasar y cómo lo solucionaremos. Yo juego una partida de ajedrez y pienso en cómo nos jugará el rival».
Valid CssValid Xhtml 1.0
La información, y datos de carácter personal aparecidos en esta Web no pueden ser utilizados total o parcialmente sin autorización expresa del administrador de la Web (F.R.B.). Cualquier utilización fraudulenta de la misma podrá ser perseguida judicialmente.